Cuidado de las Joyas

 

Cuidar bien la joyería de Plata de Ley te ayudará a mantener su esplendor, brillo y duración. Te dejamos algunos consejos sobre cómo cuidar y mantener tus joyas.

 

Siempre recomendamos quitarse cualquier joya antes de ir a dormir, ducharte o antes de participar en cualquier actividad física. La exposición a ciertos productos químicos o ambientes pueden comprometer la integridad de tus joyas.

 

La Plata de Ley puede perder el brillo con el tiempo cuando está expuesta al aire libre. La perdida de brillo o deslustre es un proceso natural que puede ser recuperado al lavarse. Puedes seguir las instrucciones de cuidado que sugerimos a continuación:

 

Limpieza

 

Mezcla un poco de jabón con agua tibia y frota el artículo con un cepillo de dientes suave. Los cepillos de dientes son ideales para limpiar joyas que tienen rincones de difícil acceso. Si la suciedad persiste, realiza el mismo proceso en agua limpia. NOTA: las piezas bañadas en oro requieren un mayor cuidado. Frotar intensamente puede generar la pérdida del baño, por lo que es importante hacerlo suavemente para evitar el desgaste del baño.

 

Usa un paño específico para pulir la plata es una gran herramienta para hacer que tus joyas brillen de nuevo en caso de que se hayan ennegrecido con el tiempo. De todas formas, esta técnica no eliminará cualquier arañazo o golpe que la pieza pueda tener.

 

Guardar tus joyas

 

Nuestras cajas no están diseñadas para mantener los artículos en perfecto estado durante períodos de tiempo prolongados, ya que no son recipientes herméticos y la alteración del color puede aparecer eventualmente con la falta de uso.

 

Deben guardarse siempre lejos de cualquier exposición a la luz solar y lejos de sitios cálidos, lo ideal es un joyero acolchado o en una bolsa resistente al deslustre. También se pueden guardar en bolsitas individuales de plástico (polietileno) con cierre hermético. No recomendamos usar recipientes de goma, ya que generarán un deslustre acelerado de las piezas y harán que estas se ennegrezcan. Recomendamos no guardar tus joyas en sitios húmedos.

 

No garantizamos que el baño de oro de nuestros modelos dure para siempre. Las piezas bañadas en oro son, por defecto, más frágiles y susceptibles de perder el color con el paso del tiempo. La velocidad a la que este color va desapareciendo depende de múltiples factores como el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el mismo nivel de PH de la piel de cada persona. Por este motivo, es especialmente importante tener un cuidado adecuado de tus joyas bañadas en oro.